A la caza del inversor. Prepárate el “elevator pitch”.

El “pitch”. Sujeto principal de cualquier networking a la hora de presentar tu idea o proyecto a inversores o potenciales clientes.

Este concepto tiene su origen en lo que dura una subida en ascensor, unos dos minutos, tiempo que dispones para generar interés en ese inversor que sube contigo.

Interés digo y no vender tu proyecto, ya que lo que subyace en esta presentación es despertar el mayor interés posible en ese momento. Si lo has despertado, conseguirás una reunión con ese inversor más adelante, donde podrás extenderte y entrar en todos los detalles. 

Claves: impactarclaro y conciso, tu marca, tu productopúblico objetivo, qué lo hace distinto a la competencia, y tu modelo de negocio, es decir, cómo generas recursos. Adapta la presentación al inversor.           

Centrándonos en su desarrollo, en los puntos en los que estamos trabajando que definen nuestro Modelo de Negocio y así desarrollamos el Business Plan, vamos a montar una presentación “tipo” a un inversor.

Puntos a elaborar:

  1. Breve resumen inicial: Actividad en que se basa la idea. Cuál es el mercado en el que opera. Quienes son los fundadores. Estado actual de la empresa: Productos, clientes, facturación.
  2. Producto o servicio: Qué es. Qué lo hace diferente. Público objetivo. Segmentación. Plan de Marketing: cómo conseguimos que nos conozcan.
  3. Equipo: Fundadores. Experiencia. Implicación del equipo en el proyecto.
  4. Mercado: Análisis de mercado, competencia. Cuota de mercado al que se pretende llegar.
  5. Finanzas: Explica tu Modelo de Negocio. Cómo generarás caja. Sin hacer análisis exhaustivos, pero dando las cifras clave. Cuanto necesitamos, para qué lo necesitamos y cómo vamos a devolverlo. Ejemplo:
  • Con la inversión inicial se ha llegado a una cifra de ventas, con una estructura de costes y un margen bruto de producto.
  • Con una previsión de ventas y unos costes estimados, generaremos una rentabilidad y unas ganancias que supondrá una generación de flujo de caja disponible para la amortización de los fondos de la forma que así se detalla.

Es importante que denotes seguridad en las cifras y que hagas ver cómo vas a generar recursos, ya que de esta forma estás dando seguridad al inversor de cara a su exit, estás asegurando su rentabilidad.

Prepara tu presentación. Sobre todo y algo importante antes de nada, es entrenar tu habilidad para hablar en público. Supera ese miedo escénico, si lo tienes. 

Presentación oral, nada de leer y coordinate con la presentación de las slides. 

Empieza, si no lo conoces, a trabajar con “Prezi” para las presentaciones, muy eficaz. Elabora unos slides claros, resumidos, sin recargar textos ni llenarlo de cifras, solo las cifras clave como antes decía. Olvídate de esos Excel con diminutas cifras y cálculos farragosos. 

En el final de la presentación, entrena la forma de generar ese interés que hará que te lleguen preguntas. 

Anuncios

Voy a emprender en franquicia. ¿Qué tengo que tener en cuenta?

Emprender en franquicia hoy en día se configura como una de las opciones más seguras de emprendimiento y autoempleo, como así lo reflejan las cifras con las que se cerró el ejercicio 2014. 
La franquicia se está convirtiendo en un sector clave en el resurgimiento empresarial y una opción de salida al desempleo. Es un modelo de negocio más seguro, de trayectoria y rentabilidad, en general, contrastada, en el que la transmisión del “know-how”, del saber hacer, del franquiciador al franquiciado aporta un alto valor añadido a un camino, el emprendimiento, siempre complejo.
Ahora, algunas preguntas que debes hacerte y que debes meditar son: abro una franquicia, si, pero como tal, es emprender, y la actitud es importante. Tu carácter emprendedor debe estar presente en cada momento, has de ser proactivo. Analiza en qué sector entrar. Que sea un modelo de negocio contrastado. Analiza qué mercado tiene y o que pueda tener tendencia. Estudia publicaciones, pide información sobre marcas, acude a ferias.
Es muy importante que estudies, y no te canses de preguntar y averiguar la tendencia en el pasado, es decir,la evolución de la franquicia que te interese. Fecha de fundación, las aperturas, los cierres y por qué han sido esos cierres, cómo son las tiendas piloto, ratio de éxito de las mismas en tanto en cuanto relaciona las tiendas abiertas durante un mínimo de tiempo siendo rentables. Cuál es la rentabilidad de su negocio, cuentas de resultados,…. Y sobre todo, tu capacidad financiera. Con respecto a la inversión inicial, cuantos recursos tengo para invertir y con qué fondo de maniobra cuento. Y esto, lógicamente está ligado a la tan constante dificultad de acceso a la financiación, ya que necesitarás saber si necesitas financiarte y en qué porcentaje.
 
Quiero resumir en los siguientes puntos lo que debes tener en cuenta antes de emprender en franquicia:
  • Aspecto emprendedor: Lógicamente, vas a gestionar tu propio negocio. Tu predisposición emprendedora debes tenerla clara ya que vas a desarrollar tu propio medio de vida. De tu buen hacer lograrás generar un negocio rentable que te permita vivir de ello. Cómo lograrás captar clientes, cómo optimizarás tus recursos disponibles,…
  • Aspectos legales: El contrato de franquicia al fin y al cabo es un acuerdo entre empresas o empresarios. Como tal, deben estar todos los aspectos atados. Un contrato con su letra pequeña, que debe leerse y releerse. Tómate tu tiempo en ello, consúltalo con tu abogado, pregunta a la franquicia, cuestiones tales como duración del contrato, zona de exclusividad, confidencialidad y sobre todo, deja atada tu salida.
  • Aspectos económicos: En ese contrato, deberá figurar de forma detallada conceptos tales como canon de entrada, royalties, publicidad, todos ellos desglosados sin IVA. Pero aparte de esos conceptos, debes tener claro una serie de inversiones a las que debes hacer frente y que son mas propias de tu puesta en marcha que de la franquicia como tal. ¿Sabes que puede darse que el primer pedido a la central lo tengas que garantizar mediante aval? Es un importe que deberás contemplar porque son fondos que tendrás que inmovilizar en el banco. ¿Sabes que el alquiler del local conllevará unas fianzas y unos depósitos? Esto dependerá de tipo de actividad, si es local u oficina, de la zona o de cada propietario, pero en resumen, deberás inmovilizar unos fondos para el aval del alquiler, de entre dos y seis mensualidades de renta. Si este local u oficina, lo buscas a través de una agencia inmobiliaria, debes tener en cuenta que sus honorarios son de una mensualidad del alquiler, normalmente. La reforma y adaptación del mismo. Al contratar el seguro, multirriesgo, responsabilidad civil, u otro necesario, son desembolsos que se cargarán en la cuenta del banco nada mas empezar. Ni que decir tiene, que si la fórmula jurídica va a ser de Sociedad Mercantil, S.L., normalmente, habrás de tener en cuenta gastos notariales, gastos de inscripción en registro Mercantil,…. Todo esto resume la respuesta a la pregunta de: ¿cuánto cuesta una franquicia? Pues la respuesta es: canon de entrada, mas IVA, mas todos esos desembolsos que te he mencionado. Esta respuesta debe estar plasmada en números, números que habrás debido estudiar en tu plan financiero a la hora de elaborar tu Plan de Negocio.
Conclusión: Estudia tu capacidad emprendedora, asesórate bien, trata siempre con marcas que se muestren claras y transparenteshonestidad es la palabra, y desarrolla y trabaja tu plan de negocio.
 

FÓRMULAS PARA FINANCIAR TU PROYECTO EMPRESARIAL

Te voy a resumir las principales estrategias, y no solo fórmulas que existen, de financiación a las que puedes recurrir como emprendedor, eso si, tras haber realizado tu Plan de Negocio.
A saber las principales: 
 
Estrategias y fórmulas para financiar tu inversión inicial, tu puesta en marcha. Lo principal, la más importante, son los Recursos Propios. Es de lógica, que el emprendedor sea quien más arriesgue en el proyecto. Financia parte de tu proyecto con tus recursos, recomiendo por lo menos el 50%, pero según los casos, con ahorros que tengas acumulados. “Invita” a amigos o familiares a que te financien parte del proyecto. Esta parte es sensible, convencelos y hazles ver la viabilidad del negocio, documenta bien el préstamo, ojo con Hacienda, y no pretendas que ellos cubran toda tu inversión inicial. Normalmente suele instrumentarse mediante pequeñas aportaciones y gozan de la flexibilidad en cuanto al plazo de devolución. Usa, si tienes derechos acumulados, la capitalización de la prestación por desempleo, en el que la Administración te pedirá, entre otros, un Plan de Negocio. “Recalco de nuevo: estudia y desarrolla tu Plan de Negocio”
Este capital inicial acumulado, te va a servir para apoyar la solicitud de financiación ajena, ya sea bancaria o de algún inversor. ¿Por qué? Porque si aportas recursos propios a la financiación del proyecto, implícitamente conlleva que tu apoyas el proyecto, crees en él, porque también asumes riesgo, al compartir riesgo es más fácil que convenzas a Inversores, lógicamente tras ver que el Plan es viable, y si es de cara a una Financiación Bancaria apoya la operación al aportar una mayor garantía. Aunque prepara un buen dossier de documentos, que el Banco ya te pedirá al margen de tu Plan, tanto fiscal, laboral, patrimonial como de posibles avalistas dado el caso. Entre los fondos disponibles a través de Entidades Financieras dispones: Préstamos convencionales, Préstamos ICO, que gozan de un tipo de interés más ventajoso al igual que cierta versatilidad en plazo y forma de amortización del mismo, y del que las Entidades son más activas en su negociación y concesión. Fondos procedentes del BEI “Banco Europeo de Inversión”. Pólizas de Crédito.
De la financiación bancaria debes tener claro que es, hoy en día, una de las puertas más difíciles de abrir, aunque bien es verdad que poco a poco se va abriendo el “grifo” de la financiación, pero para proyectos muy solventes, muy detallados, con solidez financiera, y que se encuentren minimamente avalados.
Aún así, si tu proyecto es viable, lo has testado, consigues que sea avalado técnica o comercialmente, pero no cuentas con suficientes recursos para empezar, no dudes en presentarlo para obtener financiación a entidades como Sociedades de Garantía Recíproca, que te permitirán acceder a condiciones de financiación de forma preferente, con tipos bonificados, avales y fianzas frente a terceros o de cara a avalar tu proyecto.
Subvenciones y bonificaciones públicas. Te voy a ser sincero en este sentido. No tomes una subvención como una fuente de financiación. No bases la financiación de tu Plan de Negocio en las subvenciones. Si has probado que tu Plan es de sobra rentable, y ya tienes debidamente definida y conseguida tu estructura de financiación, entonces si, busca qué bonificaciones puedes solicitar, Seguros Sociales, impuestos en el inicio, subvenciones a la contratación de personal, ayudas en I+D y tecnología. Tómalo como un incentivo en tu actividad. Ahora, ten en cuenta los numerosos requisitos y procesos burocráticos que debes seguir, la disponibilidad de fondos públicos para ese proyecto, y que no es válido para todo tipo de actividades empresariales, y depende de la Comunidad Autónoma donde operes.
Préstamos participativos. Los préstamos participativos son fórmulas de financiación por parte de un prestamista, que acompaña al emprendedor en su riesgo empresarial, pero a cambio, percibe una contraprestación por los fondos aportados, acorde a un tipo de interés fijo y una participación en beneficios. En la actualidad, hay tanto prestamistas privados, que se relacionan mediante un contrato de préstamo participativo expreso y regulado, y públicos, siendo la más conocida en nuestro país, ENISA. Este tipo de préstamos, a efectos mercantil y fiscal, se considera como Fondos Propios, y no computa en tu Balance como Pasivo, como deuda.
Los Business Angels son aquellos inversores privados, que no solo aportan financiación sino también conocimiento y desarrollo empresarial. Es un inversor para proyectos más cualificados, con mayor proyección de crecimiento empresarial, y normalmente acompañan al emprendedor en su primeros pasos.
Una fórmula novedosa y alternativa de financiación es el Crowdfunding o financiación colectiva. Se trata de financiar, mas que un negocio, un proyecto social, de investigación, o una idea innovadora o muy tecnológica, y suele ser a través de plataformas on-line. Hay diferentes tipos de Crowdfunding, dependiendo el tipo de proyecto, pudiendo ser de “recompensa”, de “préstamo” o de “participación” en la Sociedad.
 
 
Estrategias y fórmulas para financiar tu circulante: Una vez financiado el inicio y desarrollo de tu estructura permanente, ahora debes financiar tu actividad recurrente, tu día a día. La primera y más importante, tus clientes, tus ventas, sobre todo si cobras al contado. Se constituye como la principal fuente de financiación que permite cubrir tus necesidades a corto plazo, tales como proveedores, salarios, pago de impuestos a la Administración. Si tienes bien calculado tus neccesidades de circulante, tu periodo de maduración económico y financiero, tu “fondo de maniobra”, podrás definir esta estrategia de forma sencilla. ¿Qué pasa si cobras de forma aplazada? Puedes recurrir a la financiación ajena, ya sea mediante la negociación con proveedores, en cuanto al pago aplazado de tus facturas, fórmulas de financiación de ventas, como el factoring o el confirming de facturas de clientes, que te permite adelantar el cobro de la factura, a través de un intermediario financiero, a cambio de una comisión e intereses. Las obligaciones fiscales, aunque no siempre son aprobadas, y solo el IVA, puedes solicitar a la Administración el fraccionamiento de los pagos, acorde a un plan de pagos junto con su debida justificación, y dado el caso que encaja con tu presupuesto de tesorería. Simplemente has de comparar el coste financiero de la Administración frente al bancario. Te propongo también otras fórmulas, como el renting de mobiliario, equipos informáticos o vehículos comerciales. El renting es una fórmula de alquiler, mediante contrato pactas un uso durante un periodo a cambio de una cuota mensual, totalmente deducible el gasto e IVA, y al no ser financiación no computa como deuda en tu Balance y tu riesgo bancario se reduce al no computar en CIRBE “riesgos del Banco de España”. Estudia estas posibilidades, pide presupuestos y tenlo en cuenta. Te va permitir reducir tu estructura permanente y por ende tus necesidades de inversión inicial, además te convertirá en variable costes que podías tener como fijos, y en los equipos o vehículos no corres riesgo de obsolescencia.
 
Conclusión: Elabora tu Plan de Negocio y estudia la viabilidad financiera del mismo. Con las herramientas de financiación existentes, adáptalas a tu Plan Financiero.

Viabilidad del plan económico financiero de un proyecto de negocio (IV)

Utilidad del análisis de la estructura económico financiera mediante Ratios y el estudio del Umbral de Rentabilidad
Hemos desarrollado el proyecto empresarial, y tras definir la viabilidad financiera del mismo con el estudio de los principales estados financieros previsionales, estableceremos unos indicadores de control previos, acerca de la rentabilidad del proyecto, en base a las previsiones que se han definido, y sobre el correcto control de la rentabilidad, endeudamiento y liquidez, una vez que el proyecto esté en marcha. Nos va a servir para tomar de forma anticipada las correctas decisiones en la gestión, sobre la evolución del proyecto, cambios en la rentabilidad esperada, desvío en los niveles de endeudamiento o en la liquidez.
Análisis del Umbral de Rentabilidad o Punto Muerto (Q) : define el número mínimo de unidades que debes vender para que el beneficio sea cero, es decir, los costes totales se igualan a los ingresos por ventas. A partir de aquí, cada unidad vendida, el margen unitario de venta, definido como (p-cv), sirve, una vez cubiertos los costes fijos totales, a generar beneficio, ya que los costes variables unitarios se recuperan con cada unidad vendida.
                  Ratio Umbral de Rentabilidad = (Costes fijos) / (Margen unitario de venta)
La fórmula que expresa el punto muerto es la siguiente:
                                    Q = CF / (p-cv)
Análisis de Ratios:
Los ratios son el resultado de la comparación entre dos magnitudes reflejadas o bien en el Balance o bien en la Cuenta de Perdidas y Ganancias.
Se calculan como cociente y su resultado viene expresado en porcentaje, número de veces,…
1. Ratios de Situación Financiera, Liquidez:

Liquidez general: Mide la capacidad de hacer frente a las obligaciones financieras a corto plazo. Este resultado debe ser mayor que 1.

                                       Activo Corriente/ Pasivo Corriente
Test Ácido: mide la influencia de las existencias en la capacidad de pago a corto plazo.
                                      (Activo Corriente-Existencias)/ Pasivo Corriente
Disponibilidad: mide la capacidad para hacer frente de forma inmediata a las deudas a corto plazo. Su valor debe tender a 0.
                                      Efectivo/ Pasivo Corriente
2. Ratios de Situación Financiera, Estructura
Endeudamiento: Mide el respaldo existente a los recursos ajenos con las aportaciones de socios
                                      (Pasivo Corriente + Pasivo no Corriente)/ Fondos Propios
Exigibilidad: conocer la exigencia de devolución a corto plazo de las deudas existentes.
                                       Pasivo Corriente/ (Pasivo Corriente + Pasivo no Corriente)
Solvencia: determina el nivel de cobertura de los recursos ajenos con los activos de la empresa:
                                       Total Activo/ (Pasivo Corriente+ Pasivo no Corriente)
Apalancamiento: permite determinar el nivel de dependencia de financiación.
                                      Total Activo/ Deudas a corto y largo con Bancos
Coeficiente de garantía: mide la capacidad para hacer frente a la totalidad de las deudas con el activo real.
                                       Activo Real/ (Pasivo Corriente+Pasivo no Corriente)
3. Ratios de Situación Económica, Rentabilidad:
Rentabilidad Económica: mide la capacidad de la empresa para generar beneficio con el desarrollo de su actividad
                                      Beneficio Económico/ Activo
Margen Operativo: mide el margen obtenido en el desarrollo de la actividad, comparándolo con el volumen de la misma.
                                      Beneficio Económico/ Importe neto de la cifra de negocio
Rotación Global: mide la eficiencia de los activos en la generación de ventas.
                                      Importe neto de la cifra de negocios/ Activo
Rentabilidad Financiera: mide el rendimiento obtenido por el accionista
                                      Beneficio Neto/ Fondos Propios
4. Ratios de Situación Económica, Cobertura:
Cobertura de intereses: mide la cobertura del coste de financiación.
                                      Beneficio Económico/ Gastos Financieros
Generación de efectivo: mide la capacidad de generar efectivo en relación a la cifra de negocio
                                      Flujo de Caja generado/ Importe Neto Cifra de Negocio

Viabilidad del plan económico financiero de un proyecto de negocio (III)

El Balance, el Plan de Inversión y el Plan de Financiación.
El Balance es uno de los Estados Contables obligatorios, según se detalla en la Ley de Sociedades de Capital y en el Plan General de Contabilidad. 
Es un documento que se estructura en dos bloques, Activo y Pasivo, que deben coincidir en cantidad. En él se reflejan las inversiones, es decir, el Activo, y la financiación de esas inversiones, es decir, el Pasivo.
El Activo se divide en dos apartados, el Activo Corriente, que son aquellos bienes susceptibles de convertirse en liquidez en el ciclo de actividad de la empresa, normalmente un año. A saber, existencias comerciales, cuentas de clientes y tesorería, son los más comunes. 
Por otro lado tenemos el Activo No Corriente que son los bienes que pertenecen al proceso productivo de la empresa y tienen un carácter de permanencia a largo plazo en la misma. Lo componen, Inmovilizado Intangible, como pueda ser software, Inmovilizado Material, como equipos informáticos, instalaciones, edificaciones, vehículos, mobiliario,…,y sus correspondientes amortizaciones..
A partir de aquí, ¿cómo construimos una previsión del Balance? Comenzaremos detallando nuestro plan de inversiones, reflejando cuáles son los activos productivos que necesitaremos para el desarrollo de nuestro negocio, qué importe, año de inversión y plazo de amortización. Y por otro lado, los bienes de circulante, los cuáles vendrán definidos por el plan de ventas que tengamos estudiado. ¿Qué stock necesito en función de mis ventas esperadas, tesorería necesaria para no caer en quebranto de liquidez?
Con el objeto de calcular la estructura óptima del circulante, partiremos de la cuenta de resultados que tenemos prevista. ¿Qué porcentaje respecto a ventas representa en peso cada partida de gastos? La idea es obtener el periodo de maduración respecto a ventas, obtenido a partir del plazo medio de fabricación, almacenamiento, cobro, y que nos dará una cifra en días. Si a esta cifra lo multiplicamos por el  ratio “venta anual estimada/365”, nos dará una previsión de en cuánto estará compuesto el circulante, en términos de existencias, cuentas de clientes y tesorería.
¿Cómo financiamos el Plan de Inversiones? Con el Plan de Financiación. Vamos a detallar cómo financiamos las inversiones, y a partir de ahí cómo llegamos a construir el Pasivo del Balance, en una ficha que nos refleje el origen de los fondos , el importe, plazo de devolución y tipo de interés.
Lo óptimo es que las inversiones en circulante deban financiarse con deuda o recursos a corto plazo, por el grado de exigibilidad, generalmente compuesta por créditos de proveedores y pólizas de crédito bancaria. Al igual que los activos fijos, deben financiarse con Recursos Permanentes, que será mediante Recursos Propios, como capital aportado, o mediante financiación bancaria o alternativa. Los Recursos Permanentes deben financiar además del Activo Fijo o No Corriente una parte del circulante. Esta parte es lo que se denomina Fondo de Maniobra.
En resumen, el Pasivo, se divide en Patrimonio Neto y Pasivo. En el Patrimonio Neto se detallan las aportaciones de socios, vía Capital Social, Reservas constituidas y Resultados positivos de ejercicios pasados. Por otro lado está el Pasivo No Corriente, que son deudas a largo plazo, y el Pasivo Corriente, que son deudas a corto.

Viabilidad del plan económico financiero de un proyecto de negocio (II)

Como continuación al artículo anterior, “viabilidad del plan económico financiero de un proyecto de negocio (I)”, en el que os definía el desarrollo de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias y el Cash-Flow de Explotación, os recuerdo: “debes analizar la fortaleza financiera de tu negocio partiendo del Flujo de Caja generado, pero apoyándolo con un análisis dinámico y contemplando los tiempos de ese flujo de caja, convirtiéndolo en un estado de cobros y pagos, elaborando tu Estado de Origen y Aplicación de Fondos.”

Ahora paso a explicarte para qué sirve, y el desarrollo del Estado de Origen y Aplicación de Fondos y tu Presupuesto de Tesorería.

El Estado de origen y Aplicación de Fondos es un estado contable que detalla las variaciones de los saldos de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias, depurando los saldos contables que no son flujos reales y ajustándolo a la realidad financiera. Este Estado se divide en origen y aplicación de los fondos y nos detalla las corrientes de efectivo durante el periodo analizado, es decir, cómo se obtuvieron los fondos y dónde se emplearon, y el resultado obtenido por ellos, ya sea positivo o negativo, midiendo su evolución mediante una comparativa entre saldo inicial y saldo final en el periodo.

Tendremos que tener en cuenta el saldo de las desinversiones o venta de activos, los aumentos de fondos provenientes de ampliaciones de capital o aumentos de deuda mediante préstamo o crédito, ya que todo esto supone aumento de fondos.

En cuanto a la Aplicación de Fondos, en qué se han empleado, reflejamos: compra de activos, disminución de deuda de circulante, devolución de deuda, préstamos o créditos, disminuciones de capital, pago de dividendos,…y todo esto es la suma del efectivo utilizado.

Ahora vamos a trabajar con el Presupuesto de Tesorería:

El presupuesto de tesorería nos va a reflejar los fondos obtenidos y los necesarios para hacer frente a todas las obligaciones de la empresa. Además teniendo en cuenta el aspecto temporal en el que estos se producen.

Para empezar, vamos a reflejar los saldos iniciales en Bancos y Caja, para a partir de aquí reflejar los cobros (ojo, no las ventas) producidos por las ventas, ajustando la información a los intervalos temporales en que estos se produzcan. En este sentido, ten en cuenta la planificación de venta que ya has realizado previamente, teniendo en cuenta el plazo de cobro, tanto si es al instante o a crédito.

Una vez detallado los cobros, pasamos a detallar los pagos (ojo, no los gastos), ajustado a su fecha de vencimiento. Aquí, se puede estructurar siguiendo el orden utilizado en el grupo de gastos del Plan General de Contabilidad, de tal forma que puedes descargar los saldos desde el programa y ya lo tienes montado.

Muy importante, como así te detallo, contempla aquellas entradas o salidas de efectivo que no sean por la actividad ordinaria, aumentos de capital, financiaciones, devoluciones de deuda, pago de dividendos, aquellos compromisos financieros adquiridos, como avales o fianzas, que además estos últimos suponen inmovilización de recursos y los tendrás que tener muy en cuenta a la hora de iniciar tu negocio, cuando formalices un contrato de alquiler, por ejemplo, ya que bloqueas parte de tu liquidez, y debes reflejarlo en tu previsión de tesorería.

A modo de ejemplo te detallo un formato tipo de hoja de Presupuesto de Tesorería desarrollado en EXCEL:

Periodo ENERO FEBRERO MARZO
SALDO BANCOS INICIO DEL PERIODO                
Cobros por ventas
TOTAL COBROS
Pagos por consumos de explotación
Pagos por alquileres
Pagos por mantenimiento
Pagos por Servicios Profesionales
Pagos por Seguros
Pagos Publicidad & Marketing
Pagos por Suministros
Pagos por Comunicaciones
Pagos Suministros
Pagos Otros
Pagos Sueldos & Salarios
Pagos por Seguridad Social
Pagos por impuestos
TOTAL PAGOS
FLUJO DE CAJA EXPLOTACIÓN GENERADO
Aportación de socios o terceros
Aumento de deuda
Plan de Inversiones
Compromisos financieros fianzas_avales_depósitos
Compromisos fiscales
Devolución a socios o terceros
Disminución de deuda
SALDO MOVIMIENTO DE FONDOS
SALDO DISPONIBLE AL FINAL DEL PERIODO

EL objetivo de esta herramienta es conocer la situación de tesorería de una forma lo más real posible y anticipada, prever las situaciones de superávit o déficit de tesorería, pudiendo tomar, en este último caso, las decisiones correspondientes de financiación para evitar situaciones de falta de liquidez.

Viabilidad del plan económico financiero de un proyecto de negocio (I)

Quiero estudiar la viabilidad del plan económico financiero de un proyecto de negocio a través de una serie de post, y lo iré detallando a lo largo de cuatro entregas.

Espero que os guste.

Para el análisis de la viabilidad del plan financiero, quiero centrarme en las siguientes herramientas básicas:

  • Cuenta de Pérdidas y Ganancias
  • Flujo de Caja de Explotación
  • Estado de Origen y Aplicación de Fondos (esquema de tesorería)
  • Balance de Situación
  • Análisis mediante Ratios
  • Análisis de la Inversión y Rentabilidad del Proyecto
     
Es importante que tengas claro una serie de premisas para empezar: ¿de qué forma vas a definir la estructura económico-financiera? De esta forma podrás definir las necesidades de financiación. Además deberás estudiar cómo vas a cubrir esas necesidades, ¿recursos propios? ¿Recursos ajenos? Y estos últimos, ¿cómo los conseguirás? Inversores, financiación bancaria,…

Para empezar, hagamos un análisis del escenario de ventas a futuro. Hacer un proyección de ventas sobre un teórico escenario, es el primer paso para fracasar en tu proyecto. Debes comprender por qué esto no es correcto. Tu idea la has testado, la has puesto en conocimiento de tus potenciales clientes, has estudiado el mercado y has generado demanda. Y te digo todo esto porque “seguro que previamente hiciste tu proceso de desarrollo de cliente” y “validaste tu idea”, y conseguiste que el mercado pagase por tu producto, ¿cuánto? El precio de venta. Cómo bien te he insistido, has interactuado con el cliente, has podido definir cuánto y cuándo podrías empezar a vender, de qué forma está estructurada su estacionalidad de ventas,…

Conclusión: vas a construir con estas premisas una proyección de ventas más fiable. Pero ¡ojo, importante! Hemos hablado de ventas, pero ten en cuenta cuándo cobras esas ventas, ¿al instante? perfecto, pero si vendes a crédito, es decir, si cobras a plazo, debes tener en cuenta este “periodo medio de cobro“, para evitar problemas de liquidez, por lo que debes definir muy bien cómo financiarlo.

Siguiente paso: con lo anterior ya tienes definida una previsión de ventas, pero también has estudiado que tiene un coste, coste de producirlo, coste de realizar el servicio o coste de venta al fin y al cabo.

Con los conceptos “ventas” y “coste de ventas”, restándolos, obtenemos el  Margen Bruto del Producto.

                                              P – Cd = Margen Bruto

Por otro lado , has estudiado tu coste de estructura: alquiler de oficina o local, gastos de profesionales, transporte, seguros, gastos comerciales y publicidad, suministros, gastos financieros, recursos humanos, amortizaciones,…Y te digo has estudiado, porque tendrás definido unos planes de inversión, ya sea en fijos como “maquinaria, equipos informático, software,…que contemple valor de la inversión, coste de amortización y el valor neto” o planes de inversión en circulante, como publicidad y marketing para el producto, plan de recursos humanos,…

Estos planes de inversión deberás financiarlos, bien con caja generada por la actividad, recursos aportados por socios o con recursos ajenos (bancos), y estos últimos te generarán unos costes financieros que deberás contemplar, pagos por intereses, pagos por devolución de financiación,…Todos estos planes deberás tenerlos en cuenta de cara a tu plan de pagos, y por ende a tu estado de liquidez o estado de tesorería, además de ese “periodo medio de cobro” que antes te comenté.

Con todo lo anterior, construiremos la cuenta de Pérdidas y Ganancias, que no es más que el resumen de los resultados del periodo como consecuencia de enfrentar los ingresos y los gastos, siendo positivo, si los ingresos son mayores a los gastos y negativo si los gastos son mayores a los ingresos.

                +  Ingresos por ventas

                –  Compra de mercancía o coste de ventas

                –  Gastos generales (alquiler, profesionales, comunicaciones, personal,…

                –  Gastos por amortizaciones (calculado a partir de tu plan de inversión)

                –  Provisiones

                Beneficio Económico: generado por la propia actividad empresarial

                –  Gastos financieros (calculado a partir del plan de financiación)

                Beneficio Neto: generado después de gastos financieros

                –  Gasto por Impuesto de Sociedades

                 Resultado Líquido o “Resultado”: resultado definitivo del periodo.

La siguiente herramienta que te quiero explicar es el “Cash-Flow de explotación” o “Flujo de Caja de explotación”. Esto no es más que la caja generada por la actividad, descontando el “Gasto por amortizaciones”, que son partidas contables de gasto correspondientes a la depreciación sufrida por los bienes de la empresa por su uso, y las “Provisiones”. Ambos conceptos son correcciones contables y no suponen entradas o salidas de tesorería.

  Flujo de Caja Explotación= Beneficio Final + Amortizaciones + Provisiones

El Flujo de Caja  nos va a permitir medir la salud financiera de la empresa, y con ella, la capacidad de atender nuestros compromisos de pagos. 

Debemos detallar:

  • Flujo de Caja Operativo, que es el que proviene de la actividad ordinaria de la empresa. 

  • Flujo de Caja de Inversiones, proveniente de las operaciones de inversión y desinversión.

  • Flujo de Caja de Financiación; que es el que detalla el plan de financiación.

Pero el Cash Flow es criticable ya que se basa en el principio contable de devengo, es decir, de información de la cuenta de Pérdidas y Ganancias, y sin reflejo de las liquidaciones fiscales, sin ajustarse a la realidad financiera de la empresa, a la realidad temporal de cobros y pagos. No podemos comparar beneficios contables con generación de tesorería. Ejemplo: el hecho de que facture y por tanto contemple beneficios, no significa que cobre esas facturas. A lo mejor cobro al instante, o a lo mejor cobro en 60 días, y este periodo, como antes te comenté, debes definirlo bien, ya que tendrás que financiarlo, para hacer frente a proveedores, sueldos, impuestos,…

A modo de conclusión, e insisto en ello, debes analizar la fortaleza financiera de tu negocio partiendo del Flujo de Caja generado, pero apoyándolo con un análisis dinámico y contemplando los tiempos de ese flujo de caja, convirtiéndolo en un estado de cobros y pagos, elaborando tu Estado de Origen y Aplicación de Fondos.